HISTORIAS DE NUESTROS NIÑOS

 Enero

             Mi nombre es Cristhoffer, tengo 14 años y mi enfermedad se llama LLA; después de varios tratamientos ahora me encuentro en el Hospital de recibiendo día a día un tratamiento con el cual me siento mejor y espero que muy pronto estar totalmente sano, gracias a la Fundación Corazones Valientes que abrió las puertas a mi familia y a mí para seguir este camino ya que con su ayuda puedo vencer dificultadas que se presentan en el camino. Ahora quiero contarles un poco sobre mi futuro, quiero ser un gran Ingeniero Civil para de este modo diseñar la estructura de un lugar donde las personas se sientan cómodas y bien para trabajar o vivir, todo esto gracias a mi pronta recuperación.

 Febrero

             Mi nombre es Pauli, tengo  4 años y mi enfermedad es LLA; tengo ya algún tiempo enferma, pero junto con mi familia he logrado ponerme mejor, junto con esto llego a mí la Fundación Corazones Valientes quienes desde el inicio han aportado a mi bienestar y recuperación, mi mami siempre cuida de mi y ahora vivimos todos en Quito ya que en Ibarra donde solíamos estar no hay tantos buenos hospitales que puedan ayudarme.  Cuando sea grande quiero viajar mucho por el mundo y ayudar a otros niños a jugar conmigo como ahora lo hago en el hospital, donde se ha convertido en un segundo hogar para mí y día a día lucho por recuperarme.

 Marzo

             Mi  nombre es  Guadalupe, tengo 5 años y mi enfermedad es  Retioblastoma; mientras estoy recuperándome de la enfermedad que tengo me interesa jugar con mis muñecas y rompecabezas, soy una niña muy alegre y me gustaría que cuando crezca, poder ser bailarina y viajar por muchos lugares. Ahora vivo en Guayaquil,  pero visito Quito durante algunos periodos  largos de tiempo  y fue en uno de estos viajes que encontré a la Fundación Corazones Valientes; quienes día a día aportan a mi bienestar para recuperarme de la mejor manera.

 Abril

             Mi nombre es María, tengo 7 años y mi enfermedad es, Linfoma Linfoblas. Mientras continuo con mi tratamiento que cada día me ayuda a sentirme mejor, me dedico a estudiar para prepararme y ser de grande una buena profesional, en el hospital nos ayudan profesoras muy dedicadas a igualarnos lo que en la escuela no podemos hacer por nuestra estadía en el hospital, sin embargo la ayuda de las profes nos sirve mucho para ser cada día mejores, junto con esto la Fundación Corazones Valientes nos ayuda todos los meses para poder cubrir ciertos.

 Mayo

             Mi nombre es María, tengo 7 años y mi enfermedad es, Linfoma Linfoblas. Mientras continuo con mi tratamiento que cada día me ayuda a sentirme mejor, me dedico a estudiar para prepararme y ser de grande una buena profesional, en el hospital nos ayudan profesoras muy dedicadas a igualarnos lo que en la escuela no podemos hacer por nuestra estadía en el hospital, sin embargo la ayuda de las profes nos sirve mucho para ser cada día mejores, junto con esto la Fundación Corazones Valientes nos ayuda todos los meses para poder cubrir ciertos gastos que nuestros padres no pueden pagarlo. Cuando sea grande quiero ser una gran maestra para ayudar a niños enfermos que no pueden ir a sus escuelitas hasta que se recuperen.

 Junio

             Mi nombre es Kevin, tengo 5 años y mi enfermedad es LLA, quiero pronto sentirme mejor y poder jugar mucho con mis hermanos y primos, me gusta el futbol y cuando crezca espero ser un gran futbolista como Antonio Valencia, que por cierto vino a visitarnos al hospital gracias a la ayuda de la Fundación Corazones Valientes que siempre día a día tratan de cumplir nuestros sueños. Ahora estoy en recuperación y pronto me sentiré bien para realizar todas las cosas que me gustan.

 Julio

             Mi nombre es Carlos, tengo 4 años y mi cáncer es LLA. Llevo vario tiempo en tratamiento y en mi camino mi familia conoció hace un par de años a Corazones Valientes, quienes aportan para mi recuperación. Me gusta mucho juagar con los carros que me compra mi mamá y también presto mis juguetes a los niños del hospital con los que vivo a veces, cuando los doctores me examinan por unos días. Me gusta comer golosinas y pastel por eso cuando es mi cumpleaños hago una fiesta muy grande. 

 Agosto

             Mi nombre es Johana, tengo 15 años de edad y mi cáncer afecto a mi estómago. Gracias a la Fundación Corazones Valientes tuve la oportunidad de que mi familia y yo podamos contar con recursos para asistir a tratamiento y poder curarme pronto de esta difícil enfermedad. Hace poco tuve una pequeña hijita que está recuperándose porque nació muy pequeñita por las complicaciones que tuve, pero sé que ahora está bien. Cuando me recupere espero que juntas podamos viajar y salir a jugar hasta que crezca y sea una futura doctora.

 Septiembre

             Mi nombre es Camilo, tengo 1 año y mi cáncer es Osteosarcoma. Soy un niño muy travieso y juguetón, me gusta mucho que mi mami me lleve al parque y me haga la resbaladera, aunque me hace falta un ojito por mi enfermedad, estoy recuperándome de a poco para estar totalmente sano y jugar con mis demás hermanos. Gracias a los cuidados que recibo de mi familia cada vez estoy mejor y ahora también cuida de mí la Fundación Corazones Valientes, quienes ayudan a pagar mi tratamiento y exámenes que debo hacerme para sentirme mejor.

 Octubre

             Mi nombre es Samir, tengo 4 años y mi cáncer es LLA. Al inicio cuando iba al hospital lloraba mucho porque no me gustaba ver a los doctores, actualmente llevo mucho tiempo en el tratamiento y me he recuperado mucho. Ahora puedo jugar con mi carro de policía en el parque y mi mamá ya no me cuida tanto. Los doctores dicen que pronto estaré curado y podré jugar hasta la noche con mis amigos del barrio. Me gustan mucho los chocolates y los caramelos que me dan cuando no me porto mal en las consultas y cuando es navidad me encantan las fiestas que la Fundación Corazones Valientes nos hacen a todos los niños que ayudan. Ahí nos dan muchos caramelos y regalos. ¡Ya quiero que sea Navidad!

Tu Ayuda es
Nuestra Esperanza
Fundación
Corazones Valientes